NOTAS SOBRE EL APORTE DEL BEBE AL CONOCIMIENTO PSICOSOMÁTICO O DE LO QUE SE SACIA UN BEBE Y COMO SE VACIA.-León Kreisler

Para este mes de febrero hemos elegido un artículo de uno de los pioneros de la psicosomática infantil, León Kreisler, publicado en el número 12 de la revista correspondiente a enero-junio de 1986, “Notas sobre el aporte del bebé al conocimiento psicosomático o de lo que se sacia un bebé y como se vacía”
La patología psicosomática designa los desórdenes orgánicos, lesionales o funcionales, en cuya génesis y evolución se reconoce una participación psicológica prevalente. Los trastornos pueden afectar a cualquier aparato. En el trabajo el autor explora la importancia de las primeras interacciones intersubjetivas en el establecimiento del equilibrio psicosomático del bebé, poniendo el polo positivo para dicho equilibrio en la plenitud, la coherencia y la flexibilidad y el polo negativo, generador de riesgo psicosomático, en la insuficiencia, la sobrecarga y la incoherencia de los vínculos entre el bebé y sus cuidadores, sobre todo, la figura de la madre.
En la segunda parte del artículo, hace un recorrido por la depresión en el bebé, sus características, sus distintas formas de expresión (atonía tímica, inercia motriz, pobreza interactiva y repliegue, y desorganización psicosomática) y sus concordancias con la depresión esencial de Marty. Las consecuencias más sugestivas de la insuficiencia del apego afectivo serían el síndrome del comportamiento vacío y las grandes inorganizaciones estructurales.
León Kreisler
Pediatra, psiquiatra y psicoanalista francés, fallecido en 2008, fue fundador y director de la Unidad de Psicosomática del niño y del adolescente del Hospital de Psicosomática Pierre Marty de Paris. Su obra principal “El niño y su cuerpo” (Amorrortu, 1977), escrita en colaboración con Michel Fain y Michel Soulé, es un formidable compendio de sus observaciones, investigaciones y trabajo clínico.

Ver artículo en PDF