ENTREVISTA CON FRANCISCO MARTÍNEZ LÓPEZ

 Dr. Benigno Prado  ¿Como comenzó tu interés por la Medicina Psicosomática?

Dr. Francisco Martínez López:¿ A partir del 2º Curso de Carrera, cuatro compañeros del mismo, iniciamos un Seminario sobre “Cerebro Interno y Mundo Emocional”, de reciente aparición en librerías.

B.P.: ¿Como recuerdas tu relación con el Dr. Rof Carballo?

 F.M.L.: Acabada la Carrera, interno en el Servicio del Prof. Segovia Arana – Cátedra de Patología Médica del Prof. Gil Sanz- le planteé que iría a trabajar al Servicio del Prof. Rof Carballo, ubicado en los Servicios de la Cátedra de Endocrinología del Prof. Gregorio Marañón. Acogido por el Dr. Rof Carballo e incorporado a su grupo, me indicó que iniciase, en la Inclusa de Madrid, un estudio sobre la relación madre-niño en su primer año. Referente: el estudio, al respecto, de R. Spitz. Allí permanecí dos años, estudiando 228 niños, con y sin madre. concepción psicodinámica, concepción psicodinámica, Mi relación con el Dr. Rof Carballo, excepcional e inefable.

B.P.: ¿En el Hospital Clínico como lograste crear el Servicio de Medicina Psicosomática, dentro de la Cátedra de Patología General, del profesor Arturo Fernandez Cruz ?

F.M.L.: Al incorporarse el Prof. A. Fernández Cruz a la Cátedra de Patología General, proveniente de la Facultad de Medicina de Barcelona, me presenté ante él con unas letras del Prof. Rof Carballo, con el propósito de que aceptaría dar continuidad al Servicio de Medicina Psicosomática que había creado en la Cátedra de Barcelona.

 La aceptación fue inmediata y, en verdad, entusiasta, dada la afinidad del Prof. con la Medicina Psicosomática. Gocé de toda clase de facilidades, tanto por parte de la Cátedra y sus colaboradores como por parte de la dirección del Hospital Clínico (Dr. Sevilla).

 Lamentablemente, no puedo decir lo mismo del Servicio de Psiquiatría (Prof. López Ibor y, posteriormente, López Ibor, Jr).

B.P.: ¿  Que supuso tu dirección en este Servicio, para valorar el interés de los médicos y psicólogos por la Medicina Psicosomática?

F.M.L.: Mediante nuestras prestaciones – gocé de un equipo de voluntarios excepcional- pudimos estudiar pacientes- en realidad de la mayor parte de las Cátedras-, impartir cursos, de un mes de duración cada año, con asistencia extraordinaria, en los que participaban, en la parte de Tª, Profesores tales como A. Fernández Cruz, J. Rof Carballo, P. Laín Entralgo, J. M. Segovia Arana, etc. En la Praxis gozábamos de grabación y espejo unidireccional para la práctica de la “Entrevista” con el paciente.

B.P.: ¿ Crees que ha cambiado mucho el interés por la Medicina Psicosomática entre el colectivo médico, a lo largo de las últimos 40 años?

F.M.L.: Si la concepción de la Medicina Psicosomática se acepta en la auténtica y más profunda raíz etiopatogénica, al ir siendo abducida, lamentable y equivocadamente por la vía psiquiátrica, iniciada, en su , día, por el Prof. J. J. López Ibor, al margen por tanto de la concepción psicodinámica, confieso, con toda mi sinceridad y pesar, que, en tal caso, de la Medicina Psicosomática sólo queda el nombre.

B.P.: ¿Y entre los pacientes?>

F.M.L.: Puedo asegurar, como quizás puedan hacer quienes compartieron conmigo la experiencia excepcional – paraoficial- que nos deparó la visión del Prof. A. Fernández Cruz, que aquellos pacientes que, en general, tras su estudio, fueron tratados conforme a la versión holística-biográfica, según los cánones psicosomáticos, apreciaban facilmente, la diferencia del abordaje, del trato y, por supuesto, de la mayor precisión de diagnóstico y resultado terapéutico. A su vez, el vínculo transferencial es tanto más profundo como terapéutico “per se”.